"Thonaille": el uso de redes de deriva por la flota francesa en el Mediterráneo

Todos informes…

Octubre, 2006

El uso de redes de deriva ha sido prohibido en aguas de la Unión Europea y para toda embarcación perteneciente a la flota comunitaria desde 2002, y desde 2005 en todo el Mediterráneo por la Comisión General de Pesca del Mediterráneo (CGPM). Sin embargo, esta actividad pesquera persiste en aguas comunitarias, al margen de la legislación vigente, entre países como Italia o Francia, y con un cierto apoyo de las autoridades nacionales competentes.

Actualmente, una propuesta de Reglamento para la gestión sostenible de los recursos pesqueros del Mediterráneo se encuentra en procerso de negociación entre los Estados miembros de la Unión Europea. Paralelamente, una propuesta de reglamento para la introducción de una definición de redes de enmalle a la deriva ha sido recientemente presentada por la Comisión. Estos dos Reglamentos pueden determinar de forma inequívoca que el uso de cualquier tipo de red de deriva para la captura de grandes pelágicos constituye una práctica ilegal enmarcada dentro de la pesca "Ilegal, no Declarada y no Reglamentada" (IUU fishing, en sus siglas en inglés).

Oceana, dentro de su campaña 2006 contra el uso de redes de deriva en el Mediterráneo, ha inspeccionado puertos de la costa mediterránea francesa con el fin de comprobar de primera mano las características y actividad de la flota dedicada a la pesca del atún rojo con el arte conocido como "thonaille" o "courantille volante".

Con este fin, 27 puertos franceses han sido inspeccionados y un total de 37 buques han sido documentados, 20 de los cuales se recogen en este informe. Oceana no ha podido constatar ninguna diferencia entre la red denominada "thonaille" y cualquier otra red de deriva utilizada en el Mediterráneo. En la mayoría de los casos se han encontrado redes a bordo de las embarcaciones que superan ampliamente la longitud máxima autorizada por la legislación europea para este arte, llegando a estimarse en una ocasión hasta 10 kilómetros de longitud.

Oceana propone una serie de medidas a adoptar dentro del marco actual del Reglamento del Mediterráneo y de la propuesta de Reglamento para la definición de redes de deriva, reflejo de la postura mantenida por la Organización con respecto al uso de redes de enmalle a la deriva, con el fin de contribuir a la eliminación definitiva de este arte de pesca en aguas europeas y del Mar Mediterráneo.

Download ""Thonaille": el uso de redes de deriva por la flota francesa en el Mediterráneo" (PDF)