Un negocio escurridizo: La flota de la UE que captura tiburones elude las regulaciones poniendo en peligro la conservación de esta especie en el mundo

Todos informes…

Diciembre, 2007

En 2006 y 2007 los investigadores de Oceana llevaron a cabo una investigación de un año de duración sobre el comercio mundial procedente de tiburones de la Unión Europea y los productos derivados de éstos (carne, aletas y aceite de hígado). Esas investigaciones forman parte de una campaña para proteger a los tiburones, una especie amenazada que es decisiva para mantener la salud y la estabilidad de los ecosistemas oceánicos. Como depredadores máximos, los tiburones devoran a las especies enfermas y débiles, lo que garantiza que las más fuertes y sanas sobrevivan, y mantienen equilibradas las poblaciones de sus presas.

Los investigadores de Oceana visitaron puertos de Europa, África y Suramérica, hablaron con pescadores, científicos, empresas de procesamiento y de comercio y recopilaron información, datos y material fotográfico de otras instituciones, como las fotografías que muestran el comercio ilegal de aletas de tiburón de la flota palangrera española en Papeete, la Polinesia Francesa. Este informe también desvela las actividades de pesca IUU de dos barcos españoles que capturaban tiburones en aguas internacionales del océano Pacífico Occidental y Central. Las investigaciones de Oceana realizadas en todo el mundo también demuestran que las pesquerías y el comercio de la flota palangrera de tiburones de la UE causa diferentes problemas en los ecosistemas vulnerables y las leyes fijadas paraproteger a los tiburones.

Los tiburones son extremadamente vulnerables a la sobrepesca y se recuperan muy lentamente una vez agotados. Las tintoreras, los marrajos, los peces martillo y los peces zorro son las principales especies objetivo de las flotas palangreras de la UE. Casi todas las especies de tiburón, que son pesca objetivo de esas embarcaciones, se consideran amenazadas de extinción según los criterios de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, en inglés).

Como las poblaciones de peces en aguas europeas están sometidas a la sobrepesca y el consumo de pescado europeo sigue al alza, en la actualidad las embarcaciones de la UE viajan más lejos para encontrar nuevas zonas de pesca. Esas embarcaciones pescan al amparo de diferentes marcos legales, pero no todas lo hacen al de la Política Pesquera Común de la Unión Europea. Sin embargo, aunque las embarcaciones faenen al amparo de la ley de la UE, salvo algunas excepciones, la pesca de tiburones no está restringida.

En 2005, se declaró una captura mundial de 771.000 toneladas de elasmobranquios (tiburones y rayas) a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Con capturas próximas a las 100.000 toneladas, la Unión Europea es la segunda potencia más importante del mundo en cuanto a capturas de elasmobranquios, por detrás de Indonesia y por delante de la India.

Aproximadamente un 40 % de esos tiburones y rayas fueron capturados en aguas lejanas por barcos europeos. Las embarcaciones de España, Francia, Portugal, Reino Unido, Lituania y Estonia pescaron tiburones en el océano Atlántico Sur, el océano Índico, el océano Pacífico e incluso el océano Antártico.

Download "Un negocio escurridizo: La flota de la UE que captura tiburones elude las regulaciones poniendo en peligro la conservación de esta especie en el mundo" (PDF)