Grandes planes pero pocas acciones para la conservación de los tiburones

Todos comunicados de Prensa…

Oceana reclama a los Ministros de la UE que refuercen el Plan de Acción de Tiburones impulsando medidas legales más restrictivas


Febrero 5, 2009
Madrid
Contact:
( [email protected] )




La Comisión Europeaacaba de publicar el largamente esperado Plan de Acción Comunitario para la Conservación y Gestión de los Tiburones, casi una década después de la adopción del Plan de Acción Internacional para los Tiburones de la FAO. El Plan comunitario ha generado gran expectación entre el sector conservacionista dada la drástica reducción que han experimentado muchas de las poblaciones de tiburones y rayas asociadas a este Plan en los últimos treinta años. La principal causa: la sobrexplotación causada por las grandes flotas europeas que capturan estas especies.

 

Oceana, la organización internacional de conservación marina, celebra la publicación de este Plan pero muestra su decepción dado que es mucho menos ambicioso de lo esperado. 

 

Ricardo Aguilar, Director de Investigación de Oceana Europa, señala en relación a la reciente publicación del plan: ”El Plan de acción ofrecía un gran potencial para poner fin al asedio al que se han visto sometidas las poblaciones europeas de tiburones. Pero en su lugar, tenemos un documento vago que destaca por la ausencia de medidas que aseguren una explotación sostenible de los tiburones y el cumplimiento de los objetivos de conservación. Se diría que ha sido publicado por obligaciones políticas. Se han omitido piezas clave como un compromiso para la aplicación del enfoque precautorio y la integración del Plan con las medidas ya existentes en la Unión Europea y el resto del mundo para la protección de los tiburones y sus hábitats”. 

 

Si bien el Plan de acción incluye varios aspectos positivos, como la prohibición de descartes de tiburón y la obligación de descargar en el mismo puerto y al mismo tiempo tanto las aletas como el cuerpo del tiburón, Oceana quiere resaltar que el plan adoptado marca únicamente un calendario de implementación gradual y poco claro. La organización de conservación marina señala también la ausencia de mecanismos que permitan revisar la efectividad de este Plan. 

 

Actualmente, uno de los aspectos que más se han debatido en la UE es la regulación sobre la prohibición de la práctica conocida como aleteo o “shark-finning”. “Como mínimo, esperábamos medidas que reglamentaran de manera precisa las cantidades de aletas y cuerpos de tiburón que pueden descargarse en un puerto al mismo tiempo, a fin de terminar de una vez con la práctica ilegal del finning”, apunta Rebecca Greenberg, responsable de la campaña de tiburones de Oceana Europa. “En su lugar, la Comisión prefiere considerar una posible revisión de los detalles del Reglamento. Este tipo de lenguaje únicamente pasa la pelota al próximo mandato, en vez de adoptar ahora un compromiso real. Este hecho resulta especialmente decepcionante si consideramos que España, uno de los países más involucrados en las pesquerías y comercio de tiburón, se ha comprometido ya a la adopción de una legislación nacional sobre tiburones que incluirá estrictos límites de captura para las especies comerciales y una prohibición de la pesca de especies vulnerables”.

 

Ahora le toca el turno de los Ministros de Pesca de la UE, que deben efectuar sus comentarios a la propuesta de la Comisión y sobre los plazos de aplicación de las medidas. La aprobación del paquete de conclusiones está prevista para el Consejo que tendrá lugar en abril de 2009. Es por ello que Oceana insta a los Ministros de Pesca a que reaccionen ante el lenguaje impreciso de la Comisión y recomienden aspectos prioritarios y propuestas para la puesta en marcha de una legislación más concreta.

 

Oceana reclama a los Ministros de Pesca que recomienden una legislación específica sobre los siguientes aspectos:

 

  • Establecimiento de límites de pesca precautorios para las especies comerciales y prohibición de capturar especies en peligro.
  • Presencia de observadores en todas aquellas embarcaciones que capturen tiburones.
  • Refuerzo de las leyes europeas que prohíben el aleteo o “shark-finning” y cierre de los vacíos legales que existen en dicho Reglamento. 
  • Eliminación de las capturas accidentales y descartes de tiburones.
  • Identificación y protección total de las especies de tiburón que se encuentren clasificadas como En peligro o En peligro crítico y sus respectivos hábitats.
  • Refuerzo del control y seguimiento en las pesquerías de tiburón.
  • Mejoras en la recopilación de datos sobre las pesquerías de tiburón, sobre el comercio especie por especie y sobre la biología de los tiburones.

 

Para más información:

 

Plan de Acción de la UE para los tiburones. Preguntas y respuestas

 

De la cabeza a la cola. Cómo se comercializa en Europa el tiburón