Italia, condenada por la Corte Europea de Justicia por uso continuado de redes de deriva ilegales

Todos comunicados de Prensa…

Oceana documentó 92 embarcaciones italianas en 2008 con redes de deriva a bordo, de las que el 80% ya se habían contabilizado en años anteriores


Octubre 29, 2009
Madrid
Contact:
( [email protected] )




Oceana y MarViva celebran que el Tribunal Europeo de Justicia haya condenado hoy a Italia por la continuidad del uso de redes de deriva ilegales[1], un arte de pesca prohibido desde 2002 por constituir una amenaza grave para la conservación de especies amenazadas en el Mediterráneo.

La Comisión Europea  presentaba esta denuncia en agosto de 2008, tras varios años de procedimientos de infracción contra este Estado Miembro por, entre otras consideraciones y tal como menciona en la sentencia: “insuficiencia tanto de controles en tierra, demasiado laxos, como en el mar, sólo ocasionales”.

Según declaraciones de Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa: “Esta sentencia marca un antes y un después en la eliminación de las redes de deriva en el Mediterráneo. Ahora, el fin de este arte de pesca ilegal se ve más cercano, tras siete años de prohibición comunitaria. Esperamos que esta sentencia cambie la dirección que el Gobierno italiano ha llevado estos años”. Del mismo modo, la portavoz de la Dirección General de Asuntos Marítimos y Pesca de la Comisión Europea, Nathalie Charbonneau, ha manifestado a Oceana que “la Comisión Europea se muestra satisfecha por la sentencia de la Corte Europea de Justicia”.

Ayer, Oceana presentaba en Roma su último informe sobre el uso de redes de deriva en el Mediterráneo, en el que se incluía un análisis actualizado de la flota que usa este arte de pesca ilegal en Italia. La organización de conservación marina, durante la rueda de prensa, recordaba una vez más la necesidad de esta sentencia para eliminar, de una vez por todas, este arte de pesca.

En el caso de Italia, más de 120 millones de euros de fondos comunitarios e italianos se invirtieron entre 1997 y 2002 en reconvertir o desmantelar una flota que contaba con unos 700 barcos. Muchos de sus armadores se embolsaron esos fondos sin reconvertir sus barcos y continuaron pescando con redes de deriva ilegales. El informe de Oceana muestra fotografías tomadas en 2008 de 92 embarcaciones  con redes a bordo, de las cuales, un 80% fueron identificadas ya en campañas en años previos.

Oceana ha documentado y denunciado durante varios años de campañas en el Mediterráneo, cómo las redes de deriva, a pesar de las prohibiciones, continúan siendo utilizadas no sólo en Italia, sino también en otros puntos del Mediterráneo como Marruecos, Turquía y, hasta recientemente, Francia.

 

Sentenza Della Corte (en italiano)

Informe de Oceana: Pez espada y redes de deriva. La ausencia de control en las pesquerías del Mediterráneo

 

 


[1] La sentencia de la Corte señala que: “(Italia no ha) …controlado, inspeccionado y vigilado en modo alguno, tanto en su propio territorio como en las aguas marítimas sometidas a su propia soberanía o jurisdicción, el ejercicio de la pesca en cuanto se refiere al respeto de las disposiciones que regulan la tenencia a bordo y el empleo de redes de deriva, y no habiendo provisto en medida suficiente la adopción de procedimientos contra los responsables de las infracciones contra la normativa comunitaria en materia de tenencia a bordo y uso de redes de deriva, especialmente en la aplicación de sanciones disuasorias con los sujetos mencionados…” [Traducido por Oceana]