Oceana apoya al Consejo de Pesca de la UE, que reclama acciones urgentes para la conservación de los tiburones

Todos comunicados de Prensa…

Los ministros de Pesca de la UE subrayan la necesidad de emprender acciones inmediatas para proteger a los tiburones y dan prioridad a reforzar la regulación del “finning”


Abril 23, 2009
Madrid
Contact:
( [email protected] )




El Consejo de Pesca de la UE adoptó ayer en Luxemburgo las Conclusiones del Consejo sobre el Plan de Acción para la Conservación y Gestión de los Tiburones de la UE[1]. La organización internacional de conservación marina Oceana apoya la declaración de los ministros de Pesca de la UE, que avala el Plan a la vez que reclama ponerlo en marcha sin demora.

 

Pese a que el Plan de Acción de la UE –adoptado a principios de febrero de 2009 por la Comisión Europea—representa un paso adelante positivo y necesario, Oceana señaló en su momento que carecía de ambición y de calendario de aplicación. Las Conclusiones del Consejo, muy positivas, proporcionan el empujón necesario a la Comisión para reforzar rápidamente la legislación existente y proponer con rapidez medidas nuevas a favor de la conservación de los tiburones.

 

“En los últimos meses estamos viendo cambios positivos en relación con los tiburones, al menos en las propuestas de la UE y de ciertos Estados miembros. Sin embargo, se han quedado en eso, propuestas. Esperamos que lo de ayer no sean meras palabras y que se adopte enseguida una legislación efectiva”, señala Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana Europa. “Acogemos favorablemente las conclusiones del Consejo sobre el Plan de Acción y esperamos que la Comisión proponga legislación lo antes posible”.

 

En las aguas europeas viven aproximadamente 140 especies de tiburones y rayas. Sin embargo, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN) estima que un tercio están amenazados de extinción. La principal razón es la sobreexplotación de las pesquerías. El lento ciclo reproductivo de los tiburones les hace particularmente vulnerables como pesca objetivo y como capturas accidentales. Dentro de la UE se encuentran algunas de las naciones que más tiburones capturan, incluyendo Francia, Portugal, el Reino Unido y España.

 

En concreto, las Conclusiones del Consejo reclaman a la Comisión que presente rápidamente un calendario detallado con los aspectos esbozados en el Plan de Acción, una carencia que Oceana apuntó cuando se dio a conocer el Plan. Ocena respalda el llamamiento del Consejo de prestar especial atención a la reducción de las capturas accidentales y los descartes de tiburones y de establecer un enfoque coherente entre las políticas de tiburones internas de la UE y las exteriores con Organizaciones de Gestión de Pesquerías Regionales y acuerdos medioambientales multilaterales.

 

Respecto al shark finning o aleteo[2], Oceana valora el hecho de que el Consejo presione para que se propongan enmiendas al reglamento de la UE tan pronto como sea posible. La actual regulación del finning en la UE es una de las más laxas del mundo, debido a los vacíos de contenido que presenta, y que permiten cortar las aletas a bordo y desembarcarlas separadas del cuerpo. Para ponerle realmente fin, Oceana reclama la eliminación de estas derogaciones y solicita una política de “aletas adheridas”, mediante la cual se obligue a desembarcar todos los tiburones con las aletas adheridas al cuerpo de forma natural.

 

Oceana apunta que el Gobierno de Estados Unidos, respondiendo a una preocupación similar sobre la prohibición del finning, ya está avanzando para reforzar su regulación. La Shark Conservation Act de 2009, que incluye la obligación de desembarcar todos los tiburones capturados en aguas estadounidenses con las aletas adheridas, fue sometida el miércoles pasado al Senado para su consideración. A principios de año la Cámara de Representantes aprobó una legislación similar. Una vez convertida en ley, Estados Unidos se sumaría a otros países como Costa Rica, El Salvador y Colombia en el empleo de esta práctica.

 

“Los ministros de Pesca están pidiendo a la UE que adopte el  liderazgo en la conservación y gestión de los tiburones en todo el mundo. Deseamos que se haga realidad. Los tiburones y rayas europeos, muy vulnerables, necesitan desde hace mucho tiempo que los salven, y esperamos que esta sea su oportunidad”, concluye Rebecca Greenberg, responsable de la campaña de tiburones de Oceana Europa.

 

 

Oceana dispone de fotos y vídeos de tiburones

Plan de Acción de la UE para los Tiburones – Preguntas y respuestas

“De la cabeza a la cola. Cómo se comercializa en Europa el tiburón”

Programa “En acción: Tiburones” de Oceana TV

 

 


[1] COM(2009) 40 final

[2] El shark finning o aleteo es una práctica derrochadora consistente en cercenar las aletas de los tiburones y devolver el cuerpo muerto o moribundo al mar. Esta práctica está prohibida en la UE mediante el Reglamento (CE) 1185/2003 y los pescadores deben conservar los cuerpos a bordo. Sin embargo, determinadas derogaciones del reglamento permiten cortar las aletas a bordo y descargar aletas y cuerpos en puertos diferentes. Esto complica la aplicación de la ley e impide la recogida de datos, lo que debilita en gran medida la prohibición del finning. Una abrumadora mayoría de científicos y conservacionistas señala que la política de fins attached o “aletas adheridas” es el modo más preciso y eficiente de terminar con el aleteo. Ello implicaría desembarcar todos los tiburones con las aletas adheridas al cuerpo de manera natural.