Oceana denuncia a un barco de pesca pirata que se está abasteciendo ilegalmente hoy en Galicia

Todos comunicados de Prensa…

Oceana ha solicitado al gobierno de España que se detenga inmediatamente el abastecimiento del barco Eros II y se evite su salida del puerto gallego Santa Eugenia de Ribeira


Septiembre 4, 2009
Madrid
Contact:
( [email protected] )




Oceana, la organización internacional de conservación marina, ha informado hoy al gobierno español, la Comisión Europea y a la Comisión de la Pesca del Atlántico Nordeste (NEAFC por sus siglas en inglés) que el Eros II (ex Furabolos), un buque incluido en las listas negras de pesca Ilegal, No Documentada y No Reglamentada (IUU por sus siglas en inglés), se está abasteciendo en el puerto de Santa Eugenia de Ribeira, en Galicia. Según la legislación de la Unión Europea está prohibido que este buque reciba suministros en cualquier puerto de la UE.

“Elena Espinosa, Ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, ha expresado en diversas ocasiones la determinación de España para emprender acciones severas contra la pesca ilegal y los buques, las compañías y los armadores implicados en ella”, comenta Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa. “Este caso supone una prueba crucial para el Ministerio, solicitamos al gobierno español que se desguace este buque pirata, se multe a los armadores y se cierren sus compañías. Los propietarios de buques que incurren en pesca ilegal deben responder ante las leyes criminales”.

Oceana ya ha denunciado al Eros II en marzo de este año, tras documentar su presencia en el puerto de Santa Eugenia de Ribeira, y solicitó al gobierno español emprender acciones inmediatas contra el buque y los armadores españoles.

El Eros II, anteriormente llamado Furabolos, fue observado en aguas internacionales del Nordeste Atlántico sin las licencias pertinentes en febrero de 2008 y colocado en la lista IUU B de NEAFC en julio de 2008. Desde entonces, bajo las normas de NEAFC, el buque tiene denegado el acceso a cualquier puerto de una parte contratante de NEAFC (siendo la UE una de ellas). Sin embargo, a pesar de aparecer en esas listas negras, España ignoró las reglas de NEAFC permitiendo que el Furabolos entrara al puerto de Tenerife en octubre 2008. El buque partió de nuevo unos días más tarde y llegó al puerto de Santa Eugenia de Ribeira en noviembre de 2008.

El gobierno español, después de ser avisado por Oceana, ha comunicado a la organización de conservación marina que han emprendido acciones y enviado un equipo de inspección al puerto de Santa Eugenia de Ribeira.