Oceana denuncia que la Xunta de Galicia insiste en dar 4 millones de euros en subvenciones a piratas pesqueros

Todos comunicados de Prensa…

Manuel Antonio Vidal Pego, con un historial de condenas internacionales por pesca ilegal, es administrador y copropietario de la receptora de las ayudas, Biomega Nutrición


Abril 20, 2010
Madrid
Contact:
Marta Madina ( mmadina@oceana.org )




La organización internacional de conservación marina Oceana ha dado a conocer hoy un informe con dos cartas en las que se revela que la Comisión Europea niega cualquier responsabilidad directa sobre la concesión de subvenciones del Fondo Europeo de Pesca a una empresa estrechamente vinculada con la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada (pesca IUU, por sus siglas en inglés) y que la Xunta de Galicia no ve razones legales para no financiar a una compañía o a individuos sancionados por pesca IUU. Ambas cartas responden a una consulta de Oceana sobre la concesión de 4,02 millones de euros a Biomega Nutrición.

Pese a la nueva legislación existente en España sobre pesca IUU, la Xunta de Galicia señala: “Teniendo en cuenta la Orden de 12 de febrero de 2009, reguladora de las ayudas, no habría ninguna razón para no conceder una ayuda a una empresa por una sanción a un buque implicado en actividad de pesca ilegal”.

En diciembre de 2009, Oceana ya denunció la concesión de 4,02 millones de euros en subvenciones pesqueras a una nueva planta de procesamiento de pescado propiedad de Antonio Vidal Suárez y su hijo Manuel Antonio Vidal Pego, conocidos en todo el mundo por su continua implicación en pesca ilegal desde hace más de una década. La compañía, Biomega Nutrición, está recibiendo subvenciones por valor de 4,02 millones de euros para construir una fábrica de producción de ácidos grasos Omega 3 de aceite de hígado de pescado.

Este aceite proviene en su mayoría de especies vulnerables de tiburones de profundidad. Dos conocidos pesqueros IUU pertenecientes a la red de empresas de Vidal e incluidos en las listas negras, el Corvus y el Antillas Reefer, han sido declarados culpables y condenados por pesca IUU de tiburones de profundidad en 2008. Ambos son propiedad formal de compañías con la misma dirección que Biomega Nutrición.

“Hay que acabar ya con el sinsentido de financiar continuamente la pesca IUU con el Fondo de Pesca de la Unión Europea. Además, hacen falta artículos específicos  dentro de la nueva reglamentación de la Política Pesquera Común para impedir toda subvención o ayuda estatal a individuos, compañías o embarcaciones de pesca involucrados o relacionados económicamente con la pesca IUU”, declara Anne Schroeer, economista de Oceana.

La nueva normativa de la Unión Europea sobre pesca IUU, en vigor desde el 1 de enero de 2010, no requiere permisos de importación para el aceite de hígado de pescado ni para el aceite de hígado de tiburón, dado que estos productos quedan excluidos de la definición de productos pesqueros en la normativa.

Antonio Vidal Suárez y su hijo Manuel son o han sido propietarios, copropietarios, operaron o se encuentran económicamente ligados a al menos nueve pesqueros implicados en pesca IUU y sancionados por ello por gobiernos de países de todo el mundo, incluida España. Al menos tres de los pesqueros relacionados estrechamente con compañías de Vidal se encuentran en la lista negra de pesca IUU de CCAMLR. Durante los últimos diez años, las compañías de Vidal Suárez y Vidal Pego han recibido subvenciones por valor de casi 10 millones de euros, a pesar de conocerse bien su implicación en actividades de pesca ilegal.

 

Subvenciones pesqueras para financiar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada: El caso de Antonio Vidal Suárez y Manuel Antonio Vidal Pego

Carta de la Comisión Europea a Oceana – D. G. de Asuntos Marítimos y Pesca

Carta de la Xunta de Galicia a Oceana – Secretaría General del Mar