Oceana propone la protección en Galicia del área entre la ría de Muros y Sisargas para conservar cetáceos amenazados

Todos comunicados de Prensa…

El estudio, realizado con el apoyo de Obra Social Caja Madrid, muestra la necesidad de designar áreas de conservación para la protección de la marsopa y el delfín mular


Abril 7, 2009
Madrid
Contact:
( [email protected] )




En una rueda de prensa celebrada hoy en Santiago de Compostela (Galicia) la organización de conservación marina Oceana con el apoyo de Obra Social Caja Madrid ha presentado el estudio "Cetáceos del área galaico-cantábrica. Zonas de importancia para su conservación". El informe recoge el trabajo de investigación y documentación realizado por el equipo de expertos de Oceana a bordo del catamarán Ranger durante su recorrido por las costas gallegas como parte de la expedición de 2008.

 

La Directiva de Hábitats de la UE, principal legislación para la conservación de los hábitats naturales y las especies de la Unión Europea, exige que todos los gobiernos creen espacios protegidos para conservar las especies prioritarias que se incluyen en sus anexos, como es el caso del delfín mular y la marsopa.

 

Las costas de Galicia albergan algunas de las últimas poblaciones sanas de estas dos especies, y la zona comprendida entre la Ría de Muros y las islas Sisargas puede ser la más septentrional de todas. Por esta razón, la organización de conservación marina Oceana propone ampliar el Parque Nacional de las Islas Atlánticas hasta incluir las Sisargas y crear otras zonas de conservación que se añadan a la importante Reserva Marina de Os Miñarzos, incluyendo los bajos de Os Meixidos y Villar de Fuentes, situados frente a las rías de Muros y Corcubión respectivamente.

 

La zona propuesta por Oceana fue estudiada durante 2008, con la colaboración de Obra Social Caja Madrid, por medio de submarinistas y un robot submarino, muestreándose una decena de lugares hasta los 200 metros de profundidad.

 

La marsopa común o tonina (Phocoean phocoena) ha desparecido de amplias áreas, como el Mediterráneo, o se encuentran en serio riesgo de extinción en otras, como en el Báltico. Ya solo es abundante en el mar del Norte, mientras que el resto de poblaciones se han visto fuertemente reducidas. En cuanto al delfín mular o arroaz (Tursiops truncatus), en la mayoría de Europa solo quedan poblaciones pequeñas y muy fragmentadas.

 

En el caso de la península Ibérica, la marsopa ha desaparecido del Mediterráneo y del Cantábrico, y solo quedan algunas pequeñas poblaciones en la zona comprendida entre Galicia y Portugal, con algunos ejemplares visitando el golfo de Cádiz. El delfín mular aún se encuentra presente en todas las aguas ibéricas, pero sus poblaciones son muy reducidas y tienen serios problemas de capturas accidentales por las artes de pesca y contaminación marina.

 

Tanto el delfín mular como la marsopa son especies predominantemente costeras a las que les gusta habitar aguas poco profundas de menos de 50 metros de profundidad, aunque en ocasiones se aventuran hasta el borde de la plataforma continental.

 

Oceana cree que la protección de áreas para estos animales también redundará en beneficio de muchas especies marinas de interés comercial que se encuentran fuertemente explotadas, como es el caso de la merluza, una de las presas favoritas de ambos cetáceos.

 

En las zonas investigadas por el catamarán de investigación Oceana Ranger en la costa gallega se encontraron importantes comunidades de algas laminarias, fondos rocosos con abundancia de gorgonias, bosques de corales árbol amarillos y fondos arenosos, algunos de ellos con presencia de lanzones, fanecas y jureles, todas ellas especies clave para la alimentación de los cetáceos.

 

"Aunque los cetáceos están protegidos por distintas leyes nacionales, europeas e internacionales, se ha hecho muy poco para su protección efectiva, y esto ha provocado que muchas de sus poblaciones sigan disminuyendo peligrosamente", ha declarado Ricardo Aguilar, Director de Investigación y Proyectos de Oceana en Europa.

 

En su informe "Cetáceos del área galaico-cantábrica. Zonas de importancia para su conservación" Oceana también presenta datos sobre la presencia de otras especies de delfines y ballenas en las costas de Galicia y el Cantábrico, como los delfines común y listado, los calderones común y gris o el rorcual aliblanco. También se hace una amplia descripción de los ecosistemas marinos de la zona, con más de un centenar de especies identificadas,  y su potencial importancia para la presencia de cetáceos en esta zona del Atlántico.

 

Desde hace años, Obra Social Caja Madrid ha venido colaborando con diversas ONG en proyectos que contribuyen a disminuir la pérdida de diversidad biológica mediante actuaciones dirigidas a la protección de especies y ecosistemas, así como la restauración de espacios degradados por la acción del hombre.

 

 

Informe "Cetáceos del área galaico-cantábrica. Zonas de importancia para su conservación"

 

Oceana dispone de fotografías e imágenes de vídeo