Oceana reúne pruebas sobre el uso de redes de deriva ilegales en el Mediterráneo y reclama su total eliminación

Todos comunicados de Prensa…

Oceana documentó 92 embarcaciones italianas en 2008 con redes de deriva a bordo, de las que el 80% ya se habían contabilizado en años anteriores


Octubre 28, 2009
Madrid
Contact:
( [email protected] )




Oceana ha presentado esta mañana en Roma un informe en el que se evalúa el estado del uso de redes de deriva ilegales en el Mar Mediterráneo, el primero en el que se contempla el uso de este arte de pesca en países como Italia, Francia, Marruecos, Turquía o Argelia. Las redes de deriva están prohibidas desde 2002 por la Unión Europea y desde 2003 en todo el Mediterráneo por la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT).

El caso de la Unión Europea es uno de los más flagrantes. Tal y como señala el informe de Oceana, cientos de millones de euros fueron empleados en la reconversión de una importante flota que perseguía especies como el pez espada y el atún blanco en varios Estados Miembro. En el caso de Italia, más de 120 millones de euros de fondos comunitarios e italianos se invirtieron entre 1997 y 2002 en reconvertir o desmantelar una flota que contaba con unos 700 barcos. El informe de Oceana muestra fotografías tomadas en 2008 de 92 embarcaciones  con redes a bordo, de las cuales, un 80% fueron identificadas ya en campañas en años previos.

Según declaraciones de Xavier Pastor, Director Ejecutivo de Oceana en Europa: “El caso de Italia se resume sencillamente en casi una década de pesca ilegal, con un arte que implica un grave impacto para especies amenazadas como cetáceos y tortugas, y capturando sin ningún tipo de control especies comerciales sobreexplotadas como el pez espada. Y todo esto, con financiación y respaldo institucional.”

Mañana, la Corte Europea de Justicia, juzgará el caso de la Comisión contra Italia por la ausencia de control en lo que concierne a las redes de deriva. De momento Italia ya ha tenido que devolver 7.7 millones de euros por el fraude en las subvenciones para la reconversión de las redes de deriva.

Xavier Pastor ha afirmado : “Italia debe recibir una advertencia clara y contundente sobre este particular, la identificación reiterada de las mismas embarcaciones año tras año en la misma indica claramente que Italia no está cumpliendo con sus obligaciones de control”. Y ha concluido: “Por otra parte, la prohibición de ICCAT para todos los países del Mediterráneo sigue siendo ignorada 6 años después por países como Marruecos o Turquía”.

Oceana ha documentado y denunciado durante varios años de campañas en el Mediterráneo, cómo las redes de deriva, a pesar de las prohibiciones, continúan siendo utilizadas no sólo en Italia, sino también en otros puntos del Mediterráneo como Marruecos, Turquía y, hasta recientemente, Francia. Casos que quedan recogidos en el informe que hoy ha presentado la Organización de conservación marina.

Recurso interpuesto el 10 de junio de 2008 — Comisión de las Comunidades Europeas / República Italiana

Informe de Oceana: Pez espada y redes de deriva. La ausencia de control en las pesquerías del Mediterráneo