Diario de a bordo: 13 de Septiembre de 2008

Autor: Daniel Rodríguez
Fecha: Septiembre 13, 2008



Dia 13.Hoy no es martes ni viernes, y a mí me ha tocado este número, que sólo llevan con orgullo los porteros suplentes de fútbol en su espalda.

Después de un intento frustrado de cruzar el canal que separa Menorca de Mallorca, debido a las condiciones meteorológicas, recalamos en un fondeadero a sotavento del Cap d´Artrutx, al Suroeste de Menorca. Una noche tranquila, después de un día tormentoso, es el comienzo de estas 24 horas que me han tocado narrar.

Pasaron, sin novedad, las horas de descanso. Con la llegada del nuevo día, el 13, la realidad volvió a presentarnos un panorama no deseado: el Canal de Menorca seguía impracticable. Y el barco permanece en su posición. Esto nos lleva, a cada uno según sus funciones, a ir rematando tareas incompletas y a comenzar otras previstas para más adelante. Hay que aprovechar el tiempo y las circunstancias lo permiten.

Después de un día de pruebas con el ROV, a las cuatro de la tarde llega el “ momento inmersión” para los buceadores. Thierry, Günther, Carlos y yo, preparamos equipos y cámaras.

La neumática al agua, y César nos lleva al punto de inmersión : el Faro de Cap d´Artrutx, muy cerca de donde estamos fondeados. Cuando llegamos a la zona de buceo apreciamos cierta corriente, la situación del lugar lo propicia. Saltamos al agua y observamos que la roca cae formando un escalón vertical de unos 10 metros. Hay bloques, pasadizos entre las rocas, algunas cornisas y cuevas. El paisaje se encuentra dominado por la Posidonia oceánica, acompañada de Algas fotófilas. “ Lenguas” de arena blanca y fina ofrecen un bello contraste en esta pradera submarina.

La vida es más abundante aquí que en otros puntos de inmersión que hemos visitado en Menorca.

Hemos podido observar : serviolas, sarpas, castañuelas, lábridos, doncellas y mojarras.

En las zonas de umbría, las rocas están “tapizadas” de vida. Esponjas, Briozoos, Algas, Anémonas incrustantes y Myriaporas siempre custodiadas por Peces cardenal.

Después de una plácida y bonita inmersión, volvemos a la “nave nodriza”.

Aparecen de nuevo las “tareas rutina “ y los ordenadores trabajan sin cesar en la “sala surveyor”.

El día se acaba con el sol poniéndose entre nubes tras el Faro del Cap d´Antrutx , una bonita postal para el recuerdo en nuestra despedidad de Menorca .

Tras la cena, nos reunimos para ver una película. Pero el verdadero espectáculo comienza fuera. Una “performance” de la Naturaleza comenzó de improviso; ofreciéndonos truenos, relámpagos, rayos y agua desde todas las direcciones.

Un show de efectos especiales apocalípticos con el que se acabó el 13.