A bordo del Marviva Med: Introducción

Marviva MedEl Marviva Med inició su expedición con Oceana en mayo de 2008. La iniciativa se llevó a cabo en colaboración con la Fundación MarViva e iba dirigida a documentar la pesca ilegal del atún rojo, ya que sufre una gran sobrepesca en el Mediterráneo. La expedición también documentó el impacto de las redes de deriva y las redes de arrastre sobre los ecosistemas marinos e identificó las áreas marinas susceptibles de recibir mayor protección.

Durante la campaña, el equipo registró impactantes imágenes de jaulas donde se engordan atunes rojos y documentó cómo los cerqueros  utilizaban aviones de localización de bancos de peces, una práctica ilegal. El Marviva Med también verificó que los buques franceses a los que se sorprendió en 2007 utilizando redes de deriva ilegales para pescar atunes rojos inmaduros ya no utilizaban ese arte y puso al descubierto rederos de deriva italianos que aún las empleaban.

Tras la expedición de Oceana por el mar Mediterráneo a bordo del Marviva Med, la Unión Europea cerró la temporada de pesca del atún rojo varias semanas antes de lo previsto para la mayoría de la flota de cerco del Mediterráneo. Además, el Parlamento español consideró crear una reserva para el atún rojo al sur de las islas Baleares, una zona de reproducción crítica para esta especie.