Expedicion Islas Canarias 2009: Visión general

Batzella inopsLa expedición formaba parte de un proyecto apoyado por la Fundacion Biodiversidad y se realizó después de haber estudiado las costas de la península Ibérica.

Oceana estudió las montañas submarinas de la zona, así como los fondos marinos de El Hierro, La Palma, La Gomera, Tenerife, Gran Canaria, Fuerteventura y Lanzarote. Un equipo de submarinistas profesionales realizó inmersiones de hasta 40 metros de profundidad fotografiando y filmando áreas de interés. Más allá de dicha profundidad, se utilizó un vehículo submarino remoto (ROV) para grabar a 500 metros de profundidad y transmitir las imágenes al barco para una posterior identificación de las especies encontradas.