Diario de a bordo: Emile Baudot

Autor: Ricardo Aguilar
Fecha: Septiembre 25, 2006



El día se levanta mal. Las previsiones para la zona eran de vientos de fuerza 3 a 4 del sureste y suroeste, pero tenemos un temporal de fuerza 7 a 8 del Noroeste. Obviamente, no podemos continuar los trabajos y debemos abandonar la zona en busca de algún lugar mas protegido. Ponemos rumbo hacia Cabrera, pero la dirección del viento nos indica que dentro de su puerto tampoco va a ser muy agradable. Por tanto, continuamos navegando para buscar alguna cala protegida al sur de Mallorca.

Ante la imposibilidad de seguir investigando los fondos, decidimos no desaprovechar el día y nos ponemos a revisar los resultados del CTD. Todas las muestras que hemos tomado, que serán una decena, dan parámetros muy similares. La termoclina se sitúa alrededor de los 30 metros con unos 24-25 grados. A partir de aquí la temperatura del agua baja rápidamente hasta los 13-14 grados entre los 80 y 200 metros. Apenas hay clorofila, lo que indica la pobreza ya conocida de plancton en las islas Baleares y que da a sus aguas ese aspecto tan transparente y que permite que la luz penetre a gran profundidad.