Diario de a bordo: Este de Cabrera

Autor: Ricardo Aguilar
Fecha: Septiembre 28, 2006



Hoy muestrearemos con el ROV dos zonas mas dentro del parque. Una al sudeste y otras al norte. Los fondos que encontramos son de arena con gran cantidad de erizos de arena, en especial Spatangus purpureus.

En otras zonas, damos con grandes concentraciones de rizomas y hojas muertas de Posidonia que han sido transportadas a fondos de unos 80-90 metros. Este hábitat que crean es utilizado por cabrachos (Scorpaena scrofa) y merilos (Serranus hepatus). Damos también con algunas manos de muerto (Alcyonium acaule), anémonas (Andresia parthenopea) y muchos ermitaños (Pagurus prideaux) con anémonas capa (Adamsia carciniopados) y otros que, en lugar de caracola han elegido una esponja del genero Suberites como casa. Por lo que vemos, deben estar en época de reproducción, ya que muchos de los ermitaños machos agarraban fuertemente con sus pinzas a una hembra.

Otros cangrejos habituales aquí son los del genero Inachus. Una especie que posiblemente sea mas frecuente de lo que hemos visto es el cangrejo guijarro (Ilia nucleus), pero dado su pequeño tamaño, es muy probable que muchos nos hayan pasado desapercibidos.

Son comunes los equinodermos, en especial holoturias (Stichopus regalis y Holothuria tubulosa), e incluso los erizos lápiz (Stylocidaris affinis), pero nos sorprende la presencia de un erizo de púas largas (Centrostephanus longispinus) ya que, además de ser una especie en peligro de extinción, no es frecuente que se encuentre en zonas de arena.

A ultima hora, cuando ya caía la noche, aparece una raya de espejos (Raja miraletus) y al subir por la columna de agua, damos con el espectáculo de una salpa gigante (Salpa maxima) “bailando” frente a los focos del robot.

Hoy, mientras unos estábamos trabajando en la mar, sabíamos que nuestros compañeros en tierra llevaban semanas enfrascados en una importante batalla para proteger a los tiburones que tan fuerte declive han sufrido en las últimas décadas. En Estrasburgo, el Parlamento europea debatía una propuesta que defendían dos eurodiputadas españolas (una del PSOE y otra del PP) para hacer más débil aun si cabe la legislación europea sobre tiburones y favorecer el corte y comercio de aletas de tiburón. Por suerte, esta incomprensible y peligrosa propuesta ha sido rechazada y, una vez que hemos sabido de la buena noticia, todos lo hemos celebrado a bordo.