Diario de a bordo: Cañón de Menorca

Autor: Ricardo Aguilar
Fecha: Octubre 1, 2006



Por fin vamos a adentrarnos en este inmenso cañón al sur de Menorca. La primera inmersión nos lleva a 253 metros de profundidad, el record de profundidad que hemos alcanzado. Nada mas tocar fondo, nos encontramos con una rape (Lophius sp.) camuflado en el fondo de sedimento fin. En breve, las paredes del cañón ascienden rápidamente y vamos topándonos con distintos fondos; unos detríticos con gran cantidad de materia y otro de roca. Algunas de estas rocas tienen grandes dimensiones y están salpicadas de esponjas y algunas gorgonias. La primera que vemos es una Callogorgia verticillata, luego lo que parecen ser Isidella elongata y otras de menor tamaño que podrían ser Bebryce mollis, aunque debemos confirmarlo cuando veamos de nuevo las imágenes. Pero lo mas espectacular son los corales árbol amarillos (Dendrophyllia cornigera) que alcanzan tamaños imponentes. En la roca de mayor altura se concentran bastantes gorgonias amarillas (Eunicella cavolini), algunas esponjas erectas (Axinella sp.) y pequeños coralitos.

En la segunda inmersion no conseguimos descender tanto, hasta 212 metros, y la deriva que llevamos es mucho mas fuerte. Nos encontramos con un panorama muy parecido al anterior. Mas corales y gorgonias. Ahora hay bastantes mas peces que por la mañana, incluyendo tres colas (Anthias athias), cabrillas (Serranus cabrilla), cabrachos (Scorpaena scrofa) y un pez de San Pedro (Zeus faber). Algas hay pocas, aunque hemos podido ver dispersas algunas laminariales, como Phyllariopsis brevipes.

Una vez llegados a la cima del cañón, alrededor de los 85-90 metros, damos con un fondo de maerl, mas adelante algunas piedras y algas calcáreas rojas de los géneros Peyssonelia y Mesophyllum, y despues una zona de arena con gran cantidad de erizos, sobre todo Spatangus purpureus.

El día había empezado bien pero el tiempo va empeorando. Me temo que vamos a tener que finalizar los trabajos por hoy y buscar algún refugio en la costa.