Diario de a bordo: Día en Estocolmo

Autor: Carlos Suarez - Fotógrafo
Fecha: Mayo 28, 2012



En esta ocasión atracamos en Estocolmo. El equipo del ROV recibe a un técnico para el mantenimiento de este instrumento delicado y tremendamente caro.  Otros salen a pasear y a conocer la ciudad. Yo recibo una visita de una compañera sueca que llevaba sin ver 3 años y es buena amiga de mi familia. Nos conocimos hace muchos años en las islas Canarias y hemos viajado junto con mi mujer a destinos tan exóticos como Egipto para bucear en el mar rojo.

Aprovecho para pasar unas horas con ella tomando unas cervezas y me cuenta sus anécdotas de buceo en su país. Coincidimos en que con el agua a tan bajas temperaturas, lo peor que llevamos es el frio en las manos. A pesar de usar guantes es la parte que más sufre de nuestro cuerpo, y al menos yo no podría usarlos más gruesos porque no permitiría utilizar los controles de las cámaras.

Estocolmo es una bella ciudad y con el buen tiempo, sus calles bullen de actividad. Visitamos algunas zonas cercanas mientras paseamos y por la tarde se nos une el resto de la tripulación. A la mayoría nos apetece tomar unas copas y nos dirigimos a un pub. Nos reímos mucho con el resto de compañeros, y es que cuando todos estamos juntos, con ganas de pasarlo bien, la cosa se vuelve muy divertida.

No demasiado tarde acompaño a mi amiga a su hotel y regreso al barco. Un compañero me ha dejado una película, que no termino de ver, ya que caigo en los brazos de Morfeo. Necesitaba desconectar unas horas y recupero bastante sueño. Esto es algo que viene bien, ya que los largos días del Báltico Norte me han dejado bastante exhausto.