Diario de a bordo: Domingo 9 Junio 2013, Suecia: INICIA NUESTRO TRABAJO DE CAMPO

Autor: Xavier Pastor
Fecha: Junio 9, 2013



Hoy es el primer día oficial de la Expedición Costera 2013 de Oceana por el Báltico. Después de un largo camino desde Madrid hasta Suecia en nuestra caravana, la pick-up , el trailer con nuestra Zodiac y la furgoneta, llegamos a tiempo de celebrar ayer “El Día Mundial de los Océanos” en Malmö.  Participamos en el lanzamiento de La Carrera por el Báltico junto con una serie de organización preocupadas por la suerte de estas aguas. Nuestros buzos se unieron a otros muchos en la “scrap hunt” una búsqueda de desperdicios en el fondo del puerto. Tuvimos la oportunidad de probar nuestro mini-ROV documentando la operación de extracción de la basura mientras se llevaba a cabo.

Sin embargo, hoy es cuando comienza la verdadera expedición. Esta mañana el convoy de vehículos de Oceana partió de Malmö a primera hora de la mañana rumbo a Mölle, un pequeño puerto bastante pintoresco que se encuentra en el límite oeste de la parte sueca del canal. Tardamos solo una hora y media en llegar. Enseguida lanzamos la lancha al mar aprovechando una rampa ubicada en el puerto. Instalar el equipo del mini ROV llevó una hora aproximadamente hasta que todo estuvo listo para ser utilizado por primera vez en esta expedición, que es de por sí especial. Esta es la primera expedición que hacemos a lo largo de la costa por tierra, a diferencia de ocasiones anteriores (2011, 2012) en que hemos navegado por altamar a bordo de una embarcación grande como el “Hanse Explorer”. Un equipo formado  por ocho científicos, miembros de la tripulación, técnicos de foto y video y operadores del ROV, abandonó el puerto para probar el robot en las aguas de la reserva marina de Kullen. Tres horas más tarde nuestro equipo volvió muy satisfecho con los resultados obtenidos. El pequeño ROV es muy funcional para poder trabajar desde nuestra Zodiac ya que puede ser fácilmente pilotado desde la cubierta.

Pese a la limitada visibilidad del Báltico a la que ya nos hemos acostumbrado, conseguimos documentar un buen número de organismos que se encontraban a una profundidad de entre 25 y 35 metros en los fondos fangosos. Entre ellos había plumas con megafauna excavadora y cangrejos ermitaños. La inmersión del ROV duró poco más de una hora. Al volver a tierra, la tripulación que pilotaba el ROV fue reemplazada  por los cuatro buzos de Oceana quienes se alejaron del puerto para llevar a cabo su propia inmersión que duró una hora. En el transcurso de la misma, fotografiaron y filmaron el área, en esta ocasión desde un punto de referencia distinto y a diferente profundidad. Las especies encontradas fueron principalmente platijas, pequeños bacalaos, estrellas de mar y cangrejos.

A las 6:45 pm volvieron al puerto y después de recuperarse y organizar todo el material, nos encaminamos de vuelta a Malmö donde pasamos la noche. En conclusión, ha sido un primer día estupendo, con un cielo azul y soleado acompañando parte de las operaciones. Todo fue bastante bien, sin grandes contratiempos y dejándonos la experiencia de cómo mejorar ciertos procedimientos y así poder gestionar nuestro tiempo de forma más eficiente.