Diario de a bordo: Sábado 6 Julio 2013

Autor: Jesús Molino
Fecha: Julio 6, 2013



Hoy es el último día de trabajo de campo. El resto se realizará desde oficinas y universidades, en forma de revisión de videos, recopilación de datos, documentación, ponencias y un larguísimo etc. Mientras los buzos nos dirigimos unas 12 millas para realizar dos buceos, el equipo de ROV compuesto por Xavier, Maribel, Albert y Mike, se dirigen al otro lado de la bahía para operaciones desde la costa.

Después de una navegación cómoda pero algo larga, llegamos al primer punto de buceo. La visibilidad es mala, pero no peor que en muchos otros puntos, estamos bastante acostumbrados a no ver mas allá de los primeros 3 metros. El fondo está cubierto de praderas. Es un prado de plantas muy bonito, algunas de hasta un metro de altas. Vemos algunos gobios y poco más. El agua en superficie está mucho más caliente de lo habitual, unos 16º, pero como siempre la termoclina nos sigue y abajo en el fondo, apenas estamos a 13º. Salimos del agua y vuelta a costa para comer algo y descansar un tiempo en superficie, con el fin de eliminar parte del nitrógeno acumulado de la primera inmersión.

Durante la comida llega la televisión nacional polaca y realizan una entrevista a Andrzej y a Gorka, por su parte Gorka ya les ha pasado multitud de tomas, e incluso un video editado para el programa. Les pasamos el DVD, contestamos a sus preguntas, filman como nos equipamos, operaciones con la neumática y nos vamos a la segunda inmersión. Estas cosas con la televisión empiezan a ser casi cotidianas, lejos quedan ya los primeros nervios.

Otras 15 millas de viaje al segundo punto de inmersión. Otra vez a equiparse y al agua, esta será la última inmersión, por lo que tanto el equipo de foto formado por Carlos y Claus, como el de video Gorka y el que escribe estas líneas, pensamos exprimirlo al máximo.

La profundidad es algo mayor así que la temperatura es algo menor. El fondo es arena y fango con áreas grandes de mejillones. Algún pez plano, estos están bastante menos dormidos que los que encontramos al norte del Báltico, la temperatura los deja adormilados, estos salen corriendo si no tienes cuidado. Después de 80 minutos de inmersión, abandonamos el fondo y nos encontramos con una superficie agitada por el viento. Ruben y Andrej nos ayudan a quitarnos los equipos y a subir a la embarcación. Otros 40 minutos de navegación para volver a puerto, en total unas 52 millas entre la mañana y la tarde, unas 2h15min de fondo buceando sumando las dos inmersiones. 

Llamamos a los del equipo de ROV y parece que también ha sido un día muy productivo, tras sus operaciones de ROV, han empaquetado y quedado con el camión que se llevará el ROV de vuelta a España. Por fin a eso de las 21:00 nos encontramos todos en el hotel para ir a cenar, a partir de mañana solo quedarán los 3000km de regreso que nos separarán de las oficinas en Madrid.