Los corales del nordeste de los EE UU

Al nordeste de los Estados Unidos hay al menos 25 especies diferentes de corales duros y blandos de aguas profundas. Éstos son frágiles y longevos, lo que los hace muy vulnerables a las destructivas prácticas de pesca Aunque se conoce poco acerca de los corales de aguas profundas de Nueva Inglaterra, se sabe que son importantes para el ecosistema de profundidad, ya que son lugar de cobijo, alimento y desove.

 

Las iridigorgias (vínculo) son corales blandos rizados que se encuentran en Nueva Inglaterra que forman grupos de ocho pólipos, los octocorales. Estos frágiles corales de profundidad se enrollan hacia arriba y forman un espectacular patrón en espiral que puede llegar a medir hasta dos metros de altura.

 

También se ha estudiado a los corales del nordeste como importantes indicadores del cambio climático (vínculo). Los esqueletos de coral están marcados por estrías que se acumulan con el tiempo al igual que los anillos de los árboles y registran variaciones de las condiciones marinas.

 

Un ejemplar del Flabellum alabastrum reflejó un cambio de temperatura que se produjo en un único lugar en los últimos cincuenta años. Los corales de bambú son un modelo para la síntesis artificial del colágeno y se han utilizado para sintetizar símiles de huesos humanos para injertos. Los implantes basados en el coral tienen muchas características parecidas a los huesos y se pueden absorben mucho más rápido que las fibras biocerámicas.