Especies amenazadas: España

El Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y el Catálogo Español de Especies Amenazadas son las normas de referencia.

El Real Decreto 139/2011 crea el Listado, según el cual está prohibido matar o dañar las especies que contiene, pero no estas no llevan asociado ningún plan de gestión. Para ello, las especies deben estar incluidas en el Catálogo, dentro de la categoría de Vulnerable, que supone aplicarles un plan de conservación, o dentro de la categoría de Peligro de Extinción, que les asigna un plan de recuperación.

Esta legislación incluye dos aspectos relevantes. Por un lado, deberá contener todas las especies incluidas en los anexos de los convenios internacionales de los que España es parte. Por otro, se facilitan mecanismos para que cualquier entidad o persona pueda solicitar la inclusión de nuevas especies tanto en el Listado como en el Catálogo Español de Especies Amenazadas. Pese a ello, aún no está completo y requiere la inclusión de nuevas especies marinas amenazadas.

Click en la imagen para acceder al visorLos altos índices de biodiversidad y la variedad de ambientes marinos que hay en las aguas españolas requieren una intensa labor en la conservación de especies y estudio de sus características. Los planes de conservación y recuperación deben ampliarse a muchas más especies marinas y, además, es necesario que se controlen efectivamente las actividades en el medio y se creen áreas marinas protegidas en todas las aguas españolas.

En colaboración con el Ministerio Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y Fundación Biodiversidad, Oceana ha aportado nuevos datos sobre especies y hábitats de profundidad al Inventario Español del Patrimonio Natural y la Biodiversidad. Este proyecto arrancó en 2011 y sus avances pueden conocerse en la plataforma interactiva Biodiversia.es. Oceana ha proporcionado la descripción de decenas de hábitats marinos profundos y ha documentado la presencia en ellos de casi 200 especies, algunas de las cuales no se habían encontrado con anterioridad en las zonas estudiadas. Estos datos permitirán diseñar medidas de gestión y protección adecuadas.