Más información: Capturas accidentales de tiburones

BycatchPor captura accidental se entiende la captura no objetivo de cualquier especie mientras se está pescando otra. Según la FAO, hay pocas pesquerías que no capturen tiburones como captura accidental, y en realidad algunas pesquerías capturan más tiburones que su propia especie objetivo. Se calcula que cada año se pescan decenas de millones de tiburones como captura accidental.

Debido a la alta demanda de aletas de tiburón, éstos no se tiran por la borda para que puedan sobrevivir, sino que se arrojan sin sus aletas, por lo que se confunde dónde acaba la pesca objetivo y dónde empieza la captura accidental.  Entre los artes de pesca más problemáticos para los tiburones se encuentran el palangre, las redes de arrastre y las redes de deriva.

 La pesca con palangre utiliza miles de anzuelos con cebos que cuelgan de líneas que pueden medir metros o kilómetros. Las especies objetivo de estas pesquerías suelen ser el pez espada, el atún, la caballa y el tiburón. Con el palangre se obtienen grandes cantidades de capturas accidentales porque los anzuelos con cebo son una comida fácil para cualquier depredador, incluido el tiburón. A menudo se dejan las líneas en el agua durante mucho tiempo, y cuando se sacan del agua los tiburones capturados ya están muertos.

Una red de arrastre es una gran red que se arrastre por la columna de agua o a lo largo del lecho marino. Este arte de pesca se utiliza normalmente para capturar peces o gambas. La captura de especies no deseadas, como los tiburones, es un problema para los arrastreros puesto que su forma de pesca no diferencia entre especies. La pesca de arrastre se puede realizar con un barco tirando de una red o de forma conjunta con dos barcos que tiran de los extremos de una red mucho más grande.

Las redes de enmalle son largas paredes de red que flotan en el agua para capturar y retener a los peces. Un pez nada dentro de esta cortina invisible y si trata de nadar en dirección opuesta para liberarse, sus branquias se enredan en la red.