Más información: La importancia de los tiburones

Carcharhinus melanopterusEn el ecosistema

Como principales depredadores, los tiburones representan un papel importante en el ecosistema al mantener las especies por debajo de ellos en la cadena trófica y como indicadores de la salud del océano. Ayudan a eliminar a los débiles y enfermos y a mantener el equilibrio con los competidores, garantizando así la diversidad de especies.

Como depredadores, modifican el hábitat espacial de sus presas, lo que altera la estrategia de alimentación y la dieta de otras especies. Los tiburones mantienen, indirectamente, los hábitats de algas  y arrecifes de coral. La pérdida de tiburones ha llevado al declive de los arrecifes de coral, de los lechos de algas y a la pérdida de pesquerías comerciales.

Al eliminar la presencia de tiburones en los ecosistemas de arrecifes de coral, otros depredadores como el mero proliferan y se alimentan de herbívoros. Al haber menos herbívoros, las macroalgas se expanden y el coral no puede competir con ellas, por lo que el ecosistema pasa a ser dominado por las algas y se ve afectada la supervivencia del arrecife.

En la economía

El control de los tiburones sobre las especies que se encuentran por debajo de ellos en la cadena trófica afecta indirectamente a la economía. Un estudio de Carolina del Norte demostró que la pérdida de los grandes tiburones provocaba el aumento de las poblaciones de rayas. Como resultado, las hambrientas rayas se comían todos los peines caleteros, por lo que la pesquería tuvo que cerrar. Sin vieiras, las rayas pasaron a comer otros bivalvos.

El declive de la chirla mercenaria, un ingrediente principal de la sopa de pescado, está forzando a que muchos restaurantes retiren este clásico de sus cartas. La desaparición de las vieiras y las almejas demuestra que la eliminación de los tiburones puede suponer un grave daño no sólo para los ecosistemas, sino también para la economía.

Los tiburones también influyen la economía a través del ecoturismo. En las Bahamas, un solo tiburón coralino  vivo vale $250.000 debido al turismo del buceo, frente a los $50 que se pagan una sola vez cuando los pescadores capturan al tiburón. Un tiburón ballena en Belice puede suponer unos $2 millones a lo largo de su vida.