Tortugas marinas: Especies en peligro

La tortuga boba

Las tortugas boba están incluidas en la lista de animales amenazados en peligro de extinción de la Directiva de Hábitats, el Convenio de Barcelona y el Convenio de Especies Migratorias . Su población está disminuyendo rápidamente. Las tortugas boba, al igual que otras especies de tortugas marinas, se enfrentan a muchas amenazas tanto naturales como provocadas por el ser humano. Los científicos han determinado que las capturas accidentales y la pérdida de hábitats de puesta son las principales causas de su declive.

La tortuga olivácea

Las tortugas oliváceas, que deben su nombre a su caparazón de color aceituna, se encuentran en situación de peligro. La disminución de esta especie se debe principalmente a su captura en pesquerías comerciales, la pérdida de los hábitats de puesta, la matanza continua de adultos y la captura furtiva de huevos.

Tortuga carey

Las tortugas carey están en peligro de extinción y figuran como especies “En Peligro” en la Directiva de Hábitats y el Convenio de Barcelona. La principal amenaza para la recuperación de esta especie es la captura y matanza de estos ejemplares por su valioso caparazón, que se utiliza para hacer pinzas de pelo, peines, joyas y arte decorativo.

Tortuga laúd

En 1982 los científicos calcularon que había unas 115.000 ejemplares de tortugas laúd hembras en todo el mundo. Actualmente se calcula que hay entre 20.000 y 30.000. La tortuga laúd del Pacífico se encuentra en un declive tan importante que los científicos creen que se extinguirá del Océano Pacífico en los próximos 30 años, a menos que se hagan cambios importantes para protegerla de manera rápida. Las capturas accidentales producidas por los aparejos de pesca, la caza furtiva de huevos y la ingestión de plásticos contribuyen a que las tortugas laúd figuren como en peligro de extinción.

Tortuga verde

La Tortuga verde es otra de las especies protagonistas en el Mediterráneo y junto con la tortuga boba es la que sufre mas frecuentemente capturas accidentales o accidentes con embarcaciones. La UICN cataloga esta especie “en peligro” y está incluida en la Dirtectiva Hábitat, CMS y Convenio de Barcelona. Sin embargo, su estado de conservación no presenta signos claros de recuperación.