Efectos en la pesca comercial y de recreo

TrawlerSin hábitats complejos, las poblaciones de peces que dependen de hábitats estructurados podrían agotarse, tardar más en recuperarse de otras amenazas como la sobrepesca o ser desplazadas por otras especies.

La desaparición del coral de agua fría influye la distribución de los peces de la zona, ya que les priva de refugio contra los depredadores, elimina zonas de desove o de cría o elimina a sus presas u otros alimentos. En el Pacífico, el pez roca, la caballa Atka, el colín de Alaska, el bacalao, el pez sable, el lenguado y otros peces planos, cangrejos, gambas u otras especies de peces de importancia económica viven en zonas de corales y esponjas. Los hábitats de coral en el Océano Atlántico y el golfo de México también dan cobijo a grandes cantidades de especies de peces, como dos especies de meros, lubinas, jureles, cangrejos dorados, gambas rojas reales y de roca, los pargos del golfo, sargos  y tiburones.

Si se restringe la pesca de arrastre de fondo en hábitats complejos se protegerán las pesquerías sostenibles. En algunos casos, los experimentos han demostrado que se puede pescar con anzuelo y sedal o por medio de buitrones, sin causar daños ni cambios en el hábitat y la composición de las especies, tal y como ocurre en el caso de la pesca de arrastre de fondo.