Báltico: Especies en peligro

Un ecosistema rico en biodiversidad, con una gran variedad de especies marinas, plantas y hábitats, es fundamental para mantener el equilibro en el Báltico. Debido a las condiciones especiales de este mar, tan solo unas cuantas especies forman la base de la cadena trófica marina, y una de ellas es el bacalao del Báltico. La Comisión de Helsinki (Helcom) ha publicado recientemente la lista roja HELCOM de especies amenazadas y en declive de lampreas y peces del Mar Báltico, en la que se han incluido especies amenazadas cuya protección es prioritaria debido a su importancia en el ecosistema, y que han sufrido un declive de biomasa.  

En total, la lista roja de Helcom incluye 34 especies con prioridad de protección alta ya que han sufrido un  declive severo es sus poblaciones principalmente debido a la sobrepesca. Entre ellas se encuentran 13 especies diferentes de tiburones y rayas, y especies comerciales como el bacalao báltico, el salmón y el arenque del Atlántico.

Además, mamíferos que un día fueron muy frecuentes en el Báltico también están en peligro actualmente. La marsopa del Báltico está sufriendo graves declives en sus poblaciones y a menudo termina atrapada y agonizando en las redes de pesca, principalmente en las de enmalle.