Islas Baleares: Visión general

© OCEANA / Thierry Lannoy

El archipiélago de las islas Baleares está situado en el Mediterráneo occidental. Está formado por tres islas principales, Mallorca, Menorca e Ibiza, y otras islas más pequeñas, como Cabrera y Formentera. Habitadas desde aproximadamente el año 4.000 a.C., los primeros asentamientos estables se produjeron con la llegada de los cartaginenses en el 654 a. C. Actualmente, en las Baleares vive casi un millón de personas.

Durante numerosas campañas oceanográficas, Oceana ha centrado parte de sus investigaciones en la documentación de los fondos marinos del archipiélago balear, con el objetivo de determinar la importancia de los hábitats y especies presentes y solicitando así su protección y gestión más adecuada. Dada la importancia ecológica y económica de estas aguas, que albergan multitud de hábitats y especies protegidas así como especies de alto valor económico, se hace necesario trabajar para la conservación y recuperación de estos recursos, priorizando aquellas actividades humanas compatibles con los valores naturales del área, como es la pesca artesanal, tan arraigada en estas islas y que es necesario fomentar.

Los trabajos llevados a cabo por Oceana son necesarios para alcanzar un buen estado medioambiental para el medio marino comunitario, como exigen las directivas europeas, además de la protección de un mínimo de un 10% de los ecosistemas marinos, como señala el Convenio para la Diversidad Biológica de la ONU.

En noviembre de 2011 Oceana ha presentado su propuesta para una pesca responsable en las illes Balears, que analiza a lo largo de cinco capítulos las problemáticas que presentan los diferentes tipos de pesca practicados en las islas y la importancia de las áreas marinas protegidas.