Ártico: ¿Qué hace Oceana?

Para proteger mejor los ecosistemas marinos del Ártico y ofrecer una oportunidad a los pueblos que allí viven, Oceana trabaja en áreas como cambio climático, pesca industrial, transporte marítimo, contaminación y búsqueda y perforación de petróleo y gas.

Las comunidades locales son la parte más involucrada en el Ártico, ya que pueden obtener múltiples beneficios  de una gestión ecológicamente sostenible y mucho que perder de una explotación descontrolada. Sólo si colaboramos con las comunidades locales que dependen de dichos recursos podremos conseguir medidas de protección a largo plazo.