Pesca industrial

La pesca industrial a larga escala ha afectado de manera adversa a gran parte de los ecosistemas marinos del mundo. En el Ártico más septentrional se encuentran algunas de las zonas marítimas vírgenes.

Sin embargo, en los mares subárticos están surgiendo pesquerías industriales a gran escala.  Ya hay evidencias de una migración hacia el norte de los stocks de peces y de las flotas de estos mares.

Oceana trabaja para frenar la expansión de la destructiva pesca de arrastre, prohibir la pesca de todas las especies de la base de la cadena alimenticia en el Ártico y garantizar que cualquier expansión de la pesca industrial a gran escala no ponga en peligro el ecosistema o el medio de vida. Esto incluye acuerdos nacionales e internacionales para gestionar de manera responsable la pesca en el Ártico.