Islas Aleutianas: ¿Qué hace Oceana?

Oceana trabaja para proteger y recuperar los extraordinarios ecosistemas marinos de las islas Aleutianas:

Protección de los jardines de coral de aguas profundas y otros animales y hábitats del lecho marino.

Aplicación del enfoque de Oceana sobre la protección de coral. Este enfoque se centra en recoger información, científica o no, sobre el hábitat del coral, las amenazas como la pesca de arrastre y otras pesquerías de esta región y en defender medidas de gestión que protejan los corales y que mantengan los caladeros a unos niveles adecuados.

En dicho enfoque se incluye “congelar la huella” de la pesca de arrastre, lo que supone que sólo se practique la pesca de arrastre en zonas que ya hayan sido afectadas por dicha pesca, evitando que los arrastreros se expandan a nuevas zonas. También se busca la implantación de los límites de capturas accidentales, la mejora de la investigación, las catalogaciones, la vigilancia y las medidas de cobertura de los observadores.

Un plan basado en los ecosistemas para las islas Aleutianas

Los informes de la Pew Oceans Commission y de la U.S. Commission on Ocean Policy (Comité Estadounidense para la Política Marítima) concluyeron que los océanos se encuentran en peligro y que debemos gestionarlos en base a los distintos ecosistemas con el fin de protegerlos y poder mantener los caladeros en buenas condiciones.

Oceana colabora con el Consejo de Gestión Pesquera del Pacífico Norte y con comunidades locales para poder aplicar este tipo de gestión en las islas Aleutianas. Esto supondría la creación de un Plan de ecosistemas de pesquerías para la región, que tendría en cuenta todos los aspectos del ecosistema a la hora de tomar decisiones políticas, al contrario que los planes de gestión anteriores que solían centrarse en una sola especie o un solo aspecto del ecosistema.

Defensa de la pesca sostenible, que incluya límites a las capturas accidentales  y garantice niveles de captura sostenibles.

En los últimos años, las capturas accidentales de salmón real  en la pesquería del carbonero en el mar de Bering y las islas Aleutianas se ha disparado, y ha alcanzado una cifra tope en 2007 de 130.000 capturas. Oceana hace un llamamiento a los gestores de pesquerías para que “contabilicen, frenen y controlen” esta captura accidental a través del seguimiento exhaustivo, el establecimiento de límites sobre la cantidad de salmones que la pesquería de carbonero puede capturar, medidas para garantizar la aplicación de dicho límite y una gestión responsable.

Esta misma pesquería del carbonero ha sido testigo en los últimos años de un gran declive en los stocks. Oceana pide una reducción de su TAC para garantizar la existencia de suficientes individuos que sirvan de alimento a otras especies amenazadas (leones marinos Steller, salmones, fletanes y otras) y para evitar que la propia pesquería del carbonero colapse como lo hicieron las pesquerías del bacalao de Nueva Inglaterra.

Garantizar un paso seguro por las Aleutianas

3.000 barcos pasan por las islas Aleutianas cada año y muchos de ellos son buques cisterna y cargueros que viajan desde la costa oeste de los EE UU hasta Asia. A pesar de este elevado tráfico y las difíciles condiciones que se dan en las Aleutianas, hay pocos recursos en la región para actuar en caso de que se produzca algún derrame o algún accidente naval.

Desastres recientes, como el Selandang Ayu en 2004, en el que se derramaron más de 1000 m3 de combustible, pusieron en evidencia la urgencia de un plan de respuesta ante los derrames en la región, para lo que se necesita una financiación adecuada, así como recursos materiales y humanos en las islas para responder rápida y eficazmente a un accidente naval. Oceana solicita la puesta en marcha de estas medidas tanto a nivel estatal como a nivel federal.

Oceana también se ha unido a grupos locales para colocar dos estaciones electrónicas de seguimiento de barcos en las islas Pribilof en el mar de Bering, lo que supone una acción directa que fortalece y amplía las medidas de control del tráfico naval en la zona.