2003-2013

Desde su llegada a Europa en 2003, Oceana se ha fijado metas concretas para conseguir cambios políticos a través de un número limitado de campañas, que abarcan los principales problemas de los océanos: desde protección de hábitats a pesca sostenible, pasando por cambio climático y contaminación.

Oceana es pionera en recopilar información científica de primera mano en la que basar sus propuestas de conservación. Con ayuda de un robot submarino, la organización ha prestado particular atención a zonas de profundidad poco conocidas y a menudo olvidadas, descubriendo nuevas especies y hábitats raros o en peligro.

Los mares europeos han experimentado una significativa mejora en esta pasada década y estamos orgullosos de haber contribuido a ello. Aún nos queda mucho recorrido por delante, pero vamos por el buen camino.