A pesar de utilizar mayor esfuerzo, se pesca menos que hace 60 años