El Mediterráneo, a 10 días del fracaso