Un intento de eludir el debate democrático sobre las subvenciones pesqueras