El aceite de hígado de tiburón de profundidad, objetivo de los piratas