El Govern desvía cada año cinco millones de euros destinados a Cabrera por el Ministerio