La creación de un corredor ecológico entre Donostia y Biarritz es vital para el éxito de la Red Natura 2000 francesa en el Atlántico