Las anclas han arrancado en cuatro años más de un 20% de posidonia en el Parque Natural de Ses Salines en Formentera