Las crías de foca halladas por Oceana en Finlandia murieron por causas naturales