Los representantes de los ciudadanos europeos hacen oír su voz por un futuro sostenible de la pesca