Nuevos estudios de Oceana y el Colegio Oficial de Biólogos de Euskadi destacan la riqueza del área marina frente a Jaizkibel