Oceana consigue las primeras imágenes de las montañas submarinas más meridionales de España