Un polizón sorpresa

Por Enric Sala, ecólogo marino, explorador de NationalGeographic y colíder de la expedición, 23 de febrero de 2013.


Nuestro camarógrafo submarino, Manu San Félix, ha pasado mucho tiempo bajo el mar: ¡se ha sumergido 7.000 veces en 32 años! Pero él aún no ha visto todo, y yo tampoco. La naturaleza siempre tiene formas de sorprendernos. Estábamos filmando langostas jóvenes de Juan Fernández  (Jasus frontalis), de sólo tres pulgadas de largo en su hábitat natural, bajo el manto de algas Eisenia en la Isla San Ambrosio. De pronto, una pequeña langosta saltó y aterrizó en la máscara de Manu. Parecía muy cómoda ahí y tuve tiempo suficiente para sacar una fotografía. Un minuto después, la langosta dio un salto atrás en las algas y desapareció. Las algas marinas proporcionan un hábitat esencial para las langostas jóvenes y muchas especies de peces: constituyen un bosque bajo el mar que ayuda a enriquecer este lugar.

Pincha aquí para ver todos los post de National Geographic sobre la expedición a Islas Desventuradas en su blog.