Captan primeras imágenes submarinas en alta definición cerca de Isla Salas y Gómez

"PLan B", barco con el que se realizó la expedición. La organización de conservación marina Oceana integró en marzo una expedición a la Isla Sala y Gómez en la que, mediante el uso de un robot submarino o ROV (remote operated vehicle), logró grabar las primeras imágenes en alta definición del fondo marino a más de 100 metros.

El equipo científico, integrado además por el Dr. Carlos Gaymer, profesor de biología marina de la Universidad Católica del Norte, y Michel García, buzo residente en Isla de Pascua y ex-integrante del equipo de Jaques Custeau, pudo constatar la presencia de una gran biodiversidad, donde algunas especies son notoriamente más abundantes que en isla de Pascua, distante a sólo 415 km.

“Esto se debe directamente a la pristinidad de un lugar que ha estado ajeno a las actividades pesqueras y turísticas que han tenido impactos sobre los ecosistemas marinos en isla de Pascua”, señaló Matthias Gorny, director de ciencias de Oceana y operador del ROV.

Además de constatar la presencia de tiburones de la especie Carcharhinus galapagensis y de peces como la vidriola (Seriola lalandi) o pez Trompeta (Aulostomus chilensis), los resultados científicos preliminares de la exploración destacan el registro de algas a 100 metros de profundidad, donde habitualmente la ausencia de luz impide su crecimiento. Además, llamó la atención el hallazgo de pez tipitipi uri (Chaetodon litus) a grandes profundidades, ya que hasta ahora su hábitat se atribuía sólo a profundidades hasta 50 metros. Asimismo, las imágenes revelaron la presencia de corales de color rojo, nunca antes vistos en ese sector ni alrededor de Isla de Pascua.

Matthias Gorny ya había realizado filmaciones submarinas en esta área en 1999, cuando formó parte del crucero científico CIMAR 5. Sin embargo, en dicha oportunidad la calidad de las imágenes obtenidas fue inferior.  El director de ciencias de Oceana destacó el hecho que ahora se hayan captado imágenes en video de alta definición porque “la excelente calidad de las imágenes que captamos nos permitirá contar con mejores registros para fundamentar futuros proyectos de conservación en el área”.

La isla Sala y Gómez, ubicada al este de la Isla de Pascua, es parte de la cordillera submarina del mismo nombre, que posiblemente alberga una gran variedad de especies. Aún estando virtualmente inexplorada, a juicio Oceana Sala y Gómez podría ser uno de los últimos ecosistemas marinos vulnerables prístinos del Pacífico, por lo cual su protección ante la expansión de la actividad pesquera industrial se hace necesaria.

El viaje científico se realizó en el barco “Plan B” perteneciente a Ted Waitt, que cuenta con tecnología de punta para la realización de investigaciones de este tipo; ecosondas de alta resolución y un helicóptero,  entre otros.