Salas y Gómez: Entrevista a Alex Muñoz, director ejecutivo de Oceana y co-líder de la expedición

¿Dónde está Salas y Gómez y por qué es tan especial?

La Isla Salas y Gómez está ubicada 3.220 kilómetros al oeste de Chile continental y 415 kilómetros al este de Isla de Pascua. Las aguas alrededor de la isla albergan algunos de los últimos ecosistemas prístinos vulnerables del Pacífico, además de una de las mayores poblaciones de especies de peces endémicos en el mundo.

Cuéntanos sobre sus impresiones generales durante las expediciones a Salas y Gómez ¿Algo  le sorprendió?

Confirmar la presencia de cientos de tiburones así como también de otros peces de gran tamaño -tales como vidriolas- fue una experiencia muy gratificante. El cuarenta y cuatro por ciento del fondo marino alrededor de la isla está cubierto por corales que todavía están en excelentes condiciones y son claves para proveer hábitats importantes para muchas otras especies marinas.

Los científicos han notado diferencias entre Salas y Gómez e Isla de Pascua. ¿Cuáles son?

El estado actual de la Isla Salas y Gómez es similar a lo que era el ecosistema de Isla de Pascua muchos años atrás, antes que esta área fuera dañada probablemente por los efectos de la sobrepesca. La información que recopilamos en esta expedición prueba que si bien las dos islas tienen similares condiciones ambientales, la abundancia de peces en Isla de Pascua es tres veces menor que la encontrada en la Isla Salas y Gómez.

¿Hubo momentos especialmente dramáticos durante la expedición? ¿Algún encuentro con pescadores en el área de exclusión de pesca, por ejemplo?

Sí, vivimos un momento muy emocionante - uno de los más destacados de la expedición-, cuando vimos un barco de pesca de atunes dentro del parque marino. El Capitán de la Armada envió un equipo en uno de los zodiacs del buque Comandante Toro a prohibir la acción del barco pesquero, inspeccionarlo y poner término a la pesca ilegal. Eso fue un gran avance ya que constituyó la primera acción de reforzamiento al interior del nuevo parque marino.

¿Cuáles fueron algunas de las conclusiones de la expedición a la isla Salas y Gómez? ¿Hubo momentos de sorpresa para el equipo?

Una de las conclusiones más importantes que resultaron de esta expedición, es la necesidad de expandir los límites actuales del Parque Marino Motu Motiro Hiva para asegurar la protección de los montes submarinos que existen entre Salas y Gómez e Isla de Pascua, los cuales son hábitats extremadamente importantes para muchas especies.

¿Qué tipo de vida marina vio la tripulación en sus buceos? ¿Algunos favoritos?

Una parte de la expedición involucró el desplegué de tres cristales esféricos con cámaras en su interior  “drop cameras” que grabaron a profundidades sobre los 1.600 metros, revelando la presencia de raras especies de peces y tiburones de aguas profundas.

¿Cuál se espera sea el resultado de estas expediciones y del documental realizado con National Geographic?

Esperamos dar a conocer al público y a las autoridades la increíble biodiversidad que existe al interior del Parque Marino Motu Motiro Hiva y alrededor de él, mostrándoles la importancia que revisten estos ecosistemas como hábitats para la vida marina. Con todo esto, el gobierno debiera priorizar la necesidad de expandir el parque marino para proteger los valiosos ecosistemas que actualmente se encuentran fuera de sus límites.

¿Cuáles son los próximos pasos de Oceana para proteger Salas y Gómez e Isla de Pascua?

Ya propusimos formalmente la expansión del parque marino alrededor de la Isla Salas y Gómez, tanto a las autoridades de gobierno -incluido el Presidente Piñera- como a la comunidad rapa nui en Isla de Pascua. La aprobación del pueblo rapa nui es crucial para lograr esta expansión, tanto política como legalmente: ellos son un pueblo indígena y  deben dar su consentimiento para que el proceso continúe. Oceana continúa trabajando activamente con la comunidad rapa nui y líderes políticos en este tema, y creemos que una vez obtenido el consentimiento de los rapa nui, el proceso avanzará rápidamente en el Gobierno chileno.

¿Hay algo más que quisiera añadir acerca de la expedición con National Geographic o la realización del documental?

Para nosotros en Oceana fue una experiencia extraordinaria trabajar junto con National Geographic Society en una expedición donde, no sólo aprendimos más acerca de los ecosistemas alrededor de las islas Salas y Gómez y Pascua, sino también tuvimos el privilegio de trabajar con tecnología de punta y con un gran equipo humano, incluyendo a aquellos de National Geographic, Oceana y la Armada Chilena. Sin el apoyo de la Armada, no habría sido posible la realización de este documental que ahora les invitamos a ver.