Cuotas de Pesca: Qué Hace Oceana

Oceana impulsó la reformulación de la Ley de Pesca para reducir la asignación de cuotas de pesca, de tal forma que se prohíba al Consejo Nacional de Pesca -o a la agencia de Estado que corresponda- fijar la cuota global anual de pesca por encima de la cifra recomendada por el Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), en cualquiera de las pesquerías comerciales.

En agosto del año 2010 Oceana hizo llegar al Ministro de Economía Juan Andrés Fontaine, el informe que comprobaba que entre los años 2003 y 2010 el Consejo Nacional de Pesca fijó invariablemente la cuota global anual de jurel por sobre los límites de captura recomendados por los informes técnicos del IFOP, y le solicitó la adopción de medidas para reducir la cuota global para el jurel hasta el límite recomendado científicamente.

Meses más tarde el Gobierno anunció la reducción de la asignación de cuotas de jurel para el año 2011 en un 76%.

De manera similar, en 2011 Oceana elaboró dos informes que comparan las cuotas anuales de pesca asignadas por el CNP para la merluza de cola y la anchoveta, con la cuota recomendada por el IFOP para los mismos recursos entre los años 2001 y 2011. Los informes revelan que las cuotas asignadas para merluza de cola y anchoveta superaron en 193% y 78,5%, respectivamente, aquella recomendada por el IFOP para el año 2011. Basándonos en esta información hicimos llegar al Ministro de Economía Pablo Longueira una Propuesta para reformar los mecansimos de fijación cuotas globales anuales de pesca.

Finalmente, dentro de la Ley de Pesca aprobada en febrero de 2013, se incorporó la reforma al sistema de asignación de cuotas globales de pesca (cuántas toneladas se pueden capturar entre todos los pescadores) propuesta por Oceana. A partir de ese momento quedó establecido que la cuotas se fijarán de acuerdo a recomendaciones científicas y no a los criterios impuestos por los mismo actores pesqueros, como ocurría antes.