Patagonia: Antecedentes

La Patagonia chilena abarca la Región de Los Lagos, Región de Aysén y Región de Magallanes. A lo largo y ancho de este territorio se manifiesta una gran diversidad de paisajes que van desde la pampa patagónica a los fiordos y canales donde se sumerge la Cordillera de los Andes.

En particular su área costera -compuesta básicamente por fiordos y canales- sirve de hábitat a ballenas, delfines, lobos marinos, nutrias y numerosas especies endémicas.

A pesar de su baja densidad poblacional, en la costa también residen importantes comunidades locales que conviven en armonía con su entorno, desarrollando su cultura en base a las riquezas naturales que brinda la gran biodiversidad de la zona.

La Patagonia chilena posee bellezas naturales únicas en el mundo, por lo que el turismo es una industria en constante crecimiento. Sin embargo, tanto el área como la industria turística emergente se enfrentan a la amenaza de la creciente expansión de la industria salmonera que no sólo irrumpe agresivamente en el paisaje afectando al turismo, sino que también acarrea serios problemas ambientales.