Chile es el primer país en proteger todos sus montes submarinos de la pesca de arrastre de fondo

Todos comunicados de Prensa…
Febrero 12, 2013
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( ahoffens@oceana.org )




La organización de conservación marina Oceana valoró la histórica reforma a la Ley de Pesca publicada este sábado en el Diario Oficial. La ley prohíbe la pesca de arrastre de fondo en los ecosistemas marinos vulnerables, incluyendo el cierre precautorio de todos los montes submarinos. Esta medida constituye la limitación más fuerte que ha tenido la pesca de arrastre en Chile, y es pionera a nivel mundial.

“Se ha dado un gran paso para la sustentabilidad pesquera al aprobar la protección de aquellos ecosistemas marinos más ricos y frágiles, prohibiendo en ellos la pesca de arrastre que es una de las actividades humanas más destructivas del medioambiente.  Esta medida es fundamental para la conservación marina y para tener una pesca responsable”, dijo el director ejecutivo de Oceana, Alex Muñoz.

Ya el año 2009 cinco senadores de distintas bancadas, liderados por Antonio Horvath, presentaron al Congreso un proyecto de ley que Oceana había propuesto para proteger los ecosistemas marinos vulnerables de la pesca de arrastre de fondo, incluyendo todos los montes submarinos. El año pasado ese proyecto de ley pasó a formar parte de la gran reforma a la Ley de Pesca que se tramitó en el Congreso durante más de un año.

Asimismo, Oceana destacó la aprobación del nuevo mecanismo para determinar las cuotas globales de pesca en base a recomendaciones científicas, y no a intereses económicos como ocurre hoy. Esta medida había sido planteada por Oceana el año 2010 al entonces Ministro Juan Andrés Fontaine y luego al Ministro Pablo Longueira, junto al informe que demostraba que la asignación de cuotas globales para la merluza de cola, el jurel y la anchoveta durante los 10 últimos años había excedido en un 193%, 87% y 78%, respectivamente, las recomendaciones que había hecho el Instituto de Fomento Pesquero en base a la disponibilidad de los recursos.  

“A partir del largo debate en torno a Ley de Pesca hemos entendido como país que la recuperación de las pesquerías sobrexplotadas es la gran misión que tenemos por delante. Para ello debemos trabajar con los distintos actores y, especialmente con un Estado fuerte que los fiscalice”, agregó Muñoz. 

Por último, la organización valoró que la Ley incluyera la obligación de implementar planes para reducir la pesca incidental y el descarte de especies al mar, medidas que habían estado impulsando fuertemente en los últimos años.