Con apoyo transversal presentan proyecto de ley que protege Ecosistemas Marinos Vulnerables

Todos comunicados de Prensa…
Abril 29, 2009
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( [email protected] )




Con apoyo de senadores de Gobierno y oposición, ingresó esta mañana al Congreso Nacional un proyecto de ley destinado a proteger los ecosistemas marinos vulnerables frente a la pesca de arrastre y otras artes de pesca que pueden tener impactos irreversibles o de largo plazo sobre ellos.

El proyecto de ley, elaborado e impulsado por la organización internacional de conservación marina OCEANA, es patrocinado por los senadores Antonio Horvath, José Antonio Gómez, Guido Girardi,  Carlos Bianchi y Baldo Prokurica. La propuesta recoge las recomendaciones de organismos internacionales como la ONU y la FAO, que han llamado a los países a adoptar medidas efectivas para proteger ecosistemas marinos vulnerables en sus aguas jurisdiccionales.  

“Chile cuenta con importantes ecosistemas marinos vulnerables que están totalmente expuestos a los graves impactos de la pesca de arrastre. El proyecto de ley que ingresó al parlamento, permitirá dar una protección efectiva a estos importantes ecosistemas a través de la limitación de los artes de pesca más destructivos, tal como ha recomendado enérgicamente la ONU y FAO.  Esperamos que el Congreso tramite rápidamente este proyecto ya que algunas de estas áreas muestran daños severos producidos por la pesca de arrastre que se practica en Chile”, señaló Alex Muñoz, director ejecutivo de Oceana. 

De aprobarse el proyecto de Ley para la Protección de Ecosistemas Marinos Vulnerables, la autoridad competente deberá identificar estos ecosistemas para luego cerrarlos a las actividades pesqueras que los afecten; se prohibirá la pesca con artes de fondo en las áreas donde existan montes submarinos mientras no se demuestre científicamente que la pesca no los afectará negativamente; se requerirá que el 100% de la flota arrastrera lleve observadores científicos abordo para recolectar información sobre la presencia de ecosistemas marinos vulnerables; y se permitirá que universidades, actores del sector pesquero artesanal e industrial y organizaciones de la sociedad civil puedan presentar evidencias sobre la existencia de estos ecosistemas y proponer su estudio, identificación y protección.

OCEANA destacó que el proyecto de ley sea patrocinado por senadores de distintas coaliciones políticas.  “Valoramos el amplio respaldo que distintos sectores políticos han dado a esta propuesta.  Esta es una iniciativa que va en beneficio del país al proteger ecosistemas marinos de enorme valor, que sirven de hábitat a recursos pesqueros importantes, tanto para el sector artesanal como el industrial”, agregó Muñoz.

La zona económica exclusiva chilena alberga variados ecosistemas marinos vulnerables, dentro de los que destacan al menos 118 montes submarinos y diversas formaciones milenarias de corales de aguas frías. Ejemplos de ellos son los montes submarinos del Cordón de Juan Fernández y Cordilleras de Nazca, Salas y Gómez, e Isla de Pascua. Estas zonas poseen más de un 40 por ciento de endemismos para algunos grupos de especies, el nivel más alto encontrado para montes submarinos en todo el globo. Estos mismos lugares poseen corales de aguas frías que forman bancos o arrecifes tanto o más complejos y longevos que sus parientes tropicales.  

La comunidad científica internacional ha documentado ampliamente los graves impactos ambientales que la pesca de arrastre tiene sobre los fondos marinos.  Este arte de pesca en su modalidad de arrastre de fondo, utiliza una pesada red con un portalón macizo que pasa sobre el fondo marino, arrasando una gran cantidad de especies y provocando daños irreversibles en importantes hábitats marinos.  Asimismo, al ser uno de los métodos de pesca menos selectivo, la red de arrastre captura una gran diversidad de organismos que no son el objetivo de la pesca y que luego son descartadas y arrojadas al mar, muertas o moribundas.

Nota al editor:
Según la Organización de Naciones Unidas, los Ecosistemas Marinos Vulnerables son aquellos ecosistemas particularmente susceptibles a una intervención, a un daño o incluso a la destrucción debido a sus características físicas, las funciones e interacciones de los organismos que los habitan, y los impactos que ellos sufren producto de actividades humanas o del ambiente circundante. 

English version