Corte Suprema obliga al SAG a entregar información clave sobre antibióticos usados en salmonicultura

Todos comunicados de Prensa…
Marzo 31, 2011
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( [email protected] )




La Corte Suprema rechazó recientemente un recurso judicial interpuesto por el laboratorio Veterquímica para evitar que el Servicio Agrícola y Ganadero –SAG- revelara a Oceana  la información científica en base a la cual esta entidad pública registra y autoriza la comercialización de antibióticos usados en salmonicultura. Tras este fallo el SAG tiene plazo hasta el 5 de abril para otorgar los antecedentes y documentos que sustentaron su decisión de autorizar dichos antibióticos.

La sentencia del máximo tribunal confirma la decisión del Consejo para la Transparencia que hace unos meses había acogido un reclamo de Oceana, luego que el SAG le negara acceso a los estudios científicos que los laboratorios deben entregar a este Servicio para probar que sus productos no causan daños a la salud de las personas ni al medioambiente, entre otros aspectos.

“Debido a que la industria del cultivo de salmón en Chile usa cantidades exorbitantes de antibióticos, es urgente saber si los laboratorios han aportado información seria y confiable sobre sus potenciales efectos adversos en la población y los ecosistemas.  Afortunadamente la Corte Suprema, al confirmar la decisión del Consejo para la Transparencia, nos va a permitir conocer información científica clave que estos laboratorios se han empecinado en ocultar”, señaló al respecto Alex Muñoz, director ejecutivo de Oceana.

El caso se inicia el año 2009 cuando Oceana presentó al SAG una solicitud de información pública para obtener los antecedentes y documentos que hayan servido de fundamento, sustento o complemento a la decisión de este Servicio de autorizar el uso de antibióticos del tipo quinolonas, entre otros, en el cultivo de salmones en Chile.  El SAG negó la información debido a la oposición de los laboratorios Veterquímica, Recalcine y Centrovet, principales comercializadores de estos productos químicos en Chile.

Frente a esta situación Oceana interpuso un reclamo en contra del SAG ante el Consejo para la Transparencia que acogió el recurso de reclamación y dispuso que el Servicio Agrícola Ganadero debía entregar la información solicitada. Los tres laboratorios, sin embargo, recurrieron a la Corte de Apelaciones de Santiago a través de recursos de ilegalidad, señalando que el dictamen del Consejo vulneraba su derecho a mantener reserva de dicha información por afectar su competividad e intereses económicos. Dicha Corte rechazó los recursos interpuestos, frente a lo cual los laboratorios interpusieron recursos de queja ante la Corte Suprema.

Tras el fallo de la Corte Suprema, el SAG tiene plazo hasta el 5 de abril para otorgar los antecedentes y documentos que sustentaron la decisión de este organismo de conceder el registro farmacológico a Veterquímica y así autorizar la venta de estos antibióticos a las compañías salmoneras. Los recursos de queja interpuestos por los laboratorios Recalcine y Centrovet están aún pendientes y deben fallarse pronto en la Corte Suprema.

Cabe destacar que, según datos oficiales aportados por el Ministro de Economía y solicitados por Oceana, en Chile la industria salmoacuícola usó 385.635 kilos de antibióticos el 2007 -600 veces más que Noruega ese mismo año-  y 325.616 kilos el 2008.

Nota al editor:

Las quinolonas pertenecen a una familia de antibióticos cuya aplicación en animales no está autorizada en otros países -incluidos aquellos que importan nuestro salmón-, dada su eficiencia para combatir enfermedades en humanos y su particular capacidad de producir resistencia en bacterias. La resistencia bacteriana no sólo se produce en los salmones, sino también en aquellas bacterias presentes en el entorno que rodea los centros de cultivo, y en los peces silvestres de la zona que luego se venden en los mercados locales.

 

Más información

Annelore Hoffens - Comunicaciones Oceana

7957140 / 09-79598865

[email protected]

www.oceana.org

Twitter@OceanaChile

Facebook.com/OceanaenChile