Estudio confirma grave contaminación en recursos marinos de Ventanas

Todos comunicados de Prensa…
Mayo 2, 2012
Santiago
Contacto:
Annelore Hoffens Wenzel ( [email protected] )
( [email protected] )




Un estudio realizado por la organización Oceana comprobó la presencia de altas concentraciones de metales pesados y otros contaminantes en productos marinos de consumo humano extraídos en las cercanías del complejo industrial de Ventanas, comuna de Puchuncaví. Se trata de un análisis encargado a fines de marzo por Oceana al laboratorio GCL, que determinó la presencia de cobre, arsénico y cadmio en niveles que sobrepasan largamente lo permitido por normas chilenas e internacionales.

"Los resultados del estudio no nos sorprenden, pero siguen siendo muy graves. No se pueden seguir tolerando estos niveles de contaminación en una zona poblada, con un ecosistema marino que solía ser muy productivo y gran fuente de trabajo antes de la instalación de estas industrias.  Las autoridades de gobierno no pueden continuar indiferentes y esperamos que elaboren cuanto antes un profundo plan de recuperación para esta zona", afirmó el director ejecutivo de Oceana, Alex Muñoz.

El 28 de marzo pasado Oceana, bajo la supervisión del laboratorio GCL de Fundación Chile, realizó un muestreo en mariscos y crustáceos (almejas, lapas, locos y jaibas) en 4 puntos aledaños a la localidad de Ventanas para determinar la posible contaminación con metales pesados y contaminantes que puedan ser emitidos por las industrias que funcionan en base a la combustión del carbón y petróleo.

Dentro de los resultados más alarmantes destaca el hecho que el 100% de las especies analizadas estaban contaminadas con cobre, arsénico y cadmio.  De ellas, los valores más altos se detectaron en los locos del área de manejo de la Playa el Tebo, con 5 veces más cobre y 4 veces más arsénico que lo que permite la normativa chilena, y 5 veces más cadmio de lo que permite la norma europea. La playa el Tebo se ubica sólo unos 2 kilómetros al norte de Ventanas y es importante para los pescadores artesanales del lugar.

Asimismo, las jaibas analizadas contenían valores de cobre y arsénico 4 veces sobre la normativa chilena, y muy superior a lo establecido por normas internacionales como la que rige en Europa o la que determina el Codex Alimentarius Comission.

A juicio de Oceana, no es extraño que estos resultados se den en una zona con alta concentración de industrias como termoeléctricas a carbón y fundiciones de cobre, porque la emisión de todos los elementos hallados en las muestras se relacionan con procesos de fundición, refinación o uso industrial de cobre metálico y con la quema de combustibles fósiles como carbón o petróleo.

Entre las medidas que pueden aplicarse para hacer frente a esta situación, Oceana ha propuesto la prohibición de la entrada en operación de nuevas plantas termoeléctricas como Campiche y Energía Minera, la creación de un plan de descontaminación riguroso y la aprobación, cuanto antes, de una estricta norma de emisiones para fundiciones. Además, la organización ha dicho que es necesario y justo que los pescadores artesanales sean compensados por el daño causado a su actividad económica por tantos años.

Anteriormente, a causa de los reiterados episodios de contaminación que han afectado a los habitantes de Puchuncaví, Oceana había llamado al Gobierno a cerrar la fundición de Codelco-Ventanas y las termoeléctricas a carbón en esta zona, al menos hasta que termine el sumario sanitario encargado por el Ministerio de Salud y Medio Ambiente, y se establezcan las responsabilidades de los episodios de contaminación ocurridos.

Nota:

Los 4 lugares desde los que se extrajeron las muestras son: Bajo la Boca; La Virgen; La Churra, Playa El Tebo.

Efector de los metales pesados hallados en la salud de las personas:

Cobre: puede producir náuseas, vómitos y diarrea. Un exceso de cobre en la sangre puede dañar el hígado y los riñones, e incluso causar la muerte.

Cadmio: puede producir diarreas, dolor de estómago y vómitos severos; debilitamiento óseo; fallos en la reproducción y posibilidad incluso de infertilidad; daño al sistema nervioso central; daño al sistema inmune; desórdenes psicológicos; posible daño en el ADN o desarrollo de cáncer.

Arsénico: puede causar efectos sobre la salud humana, como lesión de nervios y dolores de estómago. La ingestión de pequeñas cantidades de arsénico a través de la ingesta de comida o agua,  puede causar efectos crónicos por su acumulación en el organismo. También se ha atribuido al arsénico propiedades cancerígenas.